• Fede Montagud, editor

    ¿Quién no tiene olor corporal?

    Nuestra genética condiciona lo que segrega nuestra piel a través del sudor y, en consecuencia, cómo olemos. No existen dos olores corporales iguales, puesto que todos tenemos, además, un “cóctel” propio de bacterias que procesan el sudor y liberan sustancias volátiles. Pero existen personas que no huelen… y usan desodorante.

     

    Nuestro olor corporal se produce cuando las bacterias de la piel degradan ciertas sustancias presentes en el sudor que producen las glándulas sudoríparas (hormonas esteroideas, ácidos grasos y compuestos sulfúricos). Las características genéticas condicionan la cantidad y la proporción de tales sustancias que cada uno segrega y, por tanto, los diferentes olores corporales. Sin embargo, una reciente investigación realizada en Reino Unido sobre 6.500 mujeres ha puesto de manifiesto que un 2% de ellas prácticamente no huele debido a su versión del gen ABCC11. No obstante, más del 75% de ellas usan igualmente desodorante en las axilas por costumbre. La identificación de esta característica genética podría suponer para estas personas sin olor un ahorro económico y una reducción de su exposición a productos químicos. También abre el camino a la futura aplicación de la genética de cada uno en el terreno de la higiene personal.

Autores

+más
­