• Fede Montagud, editor

    La piel “ve” el sol

    15 Aug

    Cuando nos bronceamos los melanocitos (células de la piel) producen melanina, un pigmento que protege nuestro ADN de los dañinos rayos ultravioleta del sol. Los científicos han descubierto ahora que los melanocitos también producen un elemento sensible a la luz que acelera el bronceado.

     

    Los rayos UVB incrementan la producción de melanina al cabo de unos días de exponernos al sol. Pero los rayos UVA desencadenan este proceso en pocos minutos. La causa está en que los rayos UVA consiguen que los melanocitos también produzcan rodopsina, una molécula sensible a la luz que se encuentra en la retina y que logra en un plazo de 24 horas multiplicar por cinco la cantidad de melanina generada. Este mecanismo sería nuestro sistema de defensa “urgente” frente a la agresión de los rayos solares.

     

    Fuentes:

    New Scientist

Autores

+más
­