• Anna Solana, science journalist

    Superar un melanoma y volver a las andadas

    5 Sep Guérir d’un mélanome et retomber dans ses errements

     

    Fuentes:

    Reuters

    Tendemos a olvidar, para bien y para mal. O lo que es lo mismo, tropezamos con la misma piedra las veces que haga falta. Diferentes estudios ponen de manifiesto que los pacientes que han superado un melanoma no se protegen como debieran del sol y que algunos, pasado un tiempo, vuelven a sus antiguos hábitos.

     

    Según el European Cancer Observatory, casi 68.000 personas son diagnosticadas de melanoma cada año en el viejo continente. Los pacientes que logran superar este agresivo tipo de cáncer de piel tienen mayor riesgo de volver a contraerlo que el resto de la población. Por eso tienen que dejar de tomar el sol y protegerse doblemente con crema solar, incluso para salir a la calle a dar un paseo. Sin embargo, parece demostrado que dejan de hacerlo cuando pasa un cierto tiempo desde la intervención. Al segundo o tercer año, ¡algunos confiesan incluso haberse quemado al menos una vez! Leer Más

  • Núria Estapé, science journalist

    La microbiota o “flora” de la piel

    31 Aug Le microbiote ou la « flore » de la peau

     

    Fuentes:

    The New York Times

    Nuestra piel es un sistema ecológico en equilibrio. Miles de millones de bacterias, virus, hongos y ácaros la colonizaron en los albores de la evolución de los homínidos y desde entonces muchas especies de microorganismos conviven en simbiosis con las células de nuestro manto cutáneo. Los esfuerzos de la ciencia por conocer a nuestros colonizadores han desvelado su importancia fundamental para la salud de la piel. Ayudar a mantener el equilibrio entre todos estos microorganismos es la forma más natural de tener una piel sana.

     

    Aunque resulte difícil imaginarlo, sólo un 10% de las células de la piel, intestinos y mucosas del cuerpo son humanas. La mayoría son células de organismos microscópicos que pertenecen a la microbiota, el conjunto de todos los microbios foráneos que habitan en nuestro cuerpo, sobre todo en el sistema digestivo y en la piel. Por ejemplo, cada centímetro cuadrado de piel humana contiene alrededor de un millón de microorganismos de unas cien especies distintas. Todos ellos forman la microbiota de la piel (tradicionalmente llamada “flora” cutánea). Se trata de un ecosistema complejo, comparable a cualquier otro del manto terrestre. Hoy sabemos que nuestra piel ha hospedado a estos microorganismos a lo largo de miles de años de evolución y que la unión entre nuestras propias células cutáneas y estos diminutos invitados ayuda a que la piel lleve a cabo su función principal: servir de barrera física protectora. Leer Más

  • Anna Solana, science journalist

    Cuando oler mal no es cuestión de higiene

    28 Aug Cuando oler mal no es cuestión de higiene

     

    Fuentes:

    EFE Salud

    Provoca un olor ofensivo a sudor, pero no por falta de higiene. La bromhidrosis es un trastorno generalmente relacionado con la secreción de las glándulas sudoríparas apocrinas –localizadas en las axilas, el pubis, el perineo, el ombligo, bajo el pliegue de los pechos o tras las orejas–, que puede afectar tanto a hombres como a mujeres. Es un desarreglo crónico, pero tiene tratamiento.

     

    No es que los afectados transpiren más, sino que el sudor que producen sus glándulas sudoríparas apocrinas contiene ceramidas distintas al resto de la población, que provocan un fuerte olor al ser descompuestas por las bacterias que todos tenemos en la piel. Un olor que se suele describir como acre, rancio o agrio y que no se puede disimular. Se cree que es una afección genética, aunque también puede deberse a trastornos metabólicos como la diabetes, a alteraciones de las glándulas suprarrenal o tiroides y a algunos fármacos. Además, algunos alimentos, como la cebolla o el ajo, además de las especias, el tabaco o el alcohol, pueden agravarla. Leer Más

  • Violeta Camarasa, science journalist

    Siete reflexiones antes de decidirse por la depilación láser

    21 Aug Siete reflexiones antes de decidirse por la depilación láser

     

    Fuentes:

    Skin Care Guide

    La depilación láser es una técnica para eliminar el vello cuyo uso se ha extendido mucho en los últimos años. ¿Qué riegos tiene para la salud de la piel? ¿En qué zonas del cuerpo no es recomendable? ¿Cómo escoger un centro? Antes de tomar una decisión, conviene informarse bien y reflexionar sobre las posibles implicaciones.

     

    ¿Cómo se elimina el vello? La depilación láser, una técnica que se aplica desde hace unos diez años, trata de destruir la raíz del pelo enviando haces de luz con una determinada longitud de onda e intensidad. La melanina, responsable del color del vello, absorbe la energía lumínica y la convierte en calor, de modo que la raíz se destruye sin dañar las zonas circundantes (fototermólisis selectiva).

     

    ¿Qué tipo de láser? La eficacia de los diferentes tipos de láser varía dependiendo del tipo de vello, y pueden combinarse a lo largo del tratamiento. Por ejemplo, el láser alejandrita es bueno para eliminar pelo mediano o grueso, mientras que el de diodo es más adecuado para tratar el vello masculino. Otros láseres de uso generalizado son el Neodimio-Yag y la Luz Pulsada Intensa (LPI). Leer Más

Autores

+más
­