• Fede Montagud, editor

    Polvo de coral para acabar con las microperlas contaminantes

    30 Dec Polvo de coral para acabar con las microperlas contaminantes

     

    Fuentes:

    Cosmetics & Toiletries

    Las micropartículas de plástico que contienen muchos productos cosméticos y que acaban en mares y océanos constituyen un problema medioambiental difícil de atajar. El polvo de coral fósil, que ahora se utiliza básicamente en productos nutricionales, podría solucionar este problema, pues sus propiedades lo hacen tan beneficioso para la piel como inocuo para el ecosistema.

     

    Contiene calcio, magnesio y trazas de más de 70 minerales, por lo que se vende sobre todo como complemento nutricional. Sin embargo, algunas investigaciones empiezan a considerarlo como posible ingrediente sostenible de las formulaciones de productos para higiene personal. El polvo de coral fósil aparece pues como un nuevo material con propiedades físicas y químicas interesantes, que puede ayudar a mantener la función barrera de la piel y a mejorar su capacidad para regenerarse. Además, no daña el medio ambiente y respeta la fragilidad de los arrecifes actuales, ya que se extrae en yacimientos terrestres que hace millones de años estuvieron bajo el mar. Leer Más

  • Susana Andújar, chemist

    El cuidado diario de la piel seca

    24 Dec El cuidado diario de la piel seca

    La elección de cosméticos debe ser fruto del conocimiento de nuestra piel y de sus necesidades. Para el cuidado y la protección de cada tipología de dermis y para cada edad existen productos específicamente formulados. Estos apuntes técnicos y estos consejos para los cuidados diarios van dirigidos a las personas que tienen la piel excesivamente seca.

     

    La piel seca puede tener diversas causas: tendencia genética, medicaciones agresivas, demasiada exposición al frío o al sol, envejecimiento natural, etc. Pero la sequedad se produce siempre por dos factores: falta o pérdida excesiva de agua (deshidratación) o deficiente secreción de grasa por las glándulas sebáceas. Una piel sana, elástica y confortable requiere mantener el contenido de agua del estrato córneo en un nivel óptimo. Las pieles secas muestran alteraciones de ciertos componentes, cuyos niveles pueden restaurarse mediante cosméticos adecuados. La hidratación es la mejor herramienta para mantener la piel joven y retrasar la aparición de los signos del envejecimiento. Leer Más

  • Anna Solana, science journalist

    Confirmado: la protección solar evita las arrugas

    20 Dec Confirmado: la protección solar evita las arrugas

     

    Fuentes:

    Annals of Internal Medicine

    Hace poco más de un año publicábamos evidencias científicas sobre la eficacia de los protectores solares para limitar la aparición de arrugas. Desde entonces el mercado cosmético ha incorporado filtros solares en muchos productos, como el maquillaje, con buenos resultados. La recomendación está clara: el protector solar es necesario. Siempre.

     

    En junio del 2013, Annals of Internal Medicine publicó los resultados de un macroestudio realizado en Australia durante cuatro años en el que se evidenciaba que usar protector solar cada día ayuda a evitar la formación de arrugas. De hecho, tal como subrayaba el estudio –que constituye una referencia para los profesionales del sector por su duración y alcance–, un factor de protección (FPS) 15 es más efectivo que tomar suplementos nutricionales, como el betacaroteno, para preservar la piel. Leer Más

  • Núria Estapé, science journalist

    La piel bajo el estrés ambiental

    Contaminación atmosférica, temperaturas extremas, luz artificial, radiación ultravioleta, ruidos, humos de cigarrillo y de tráfico. Todos ellos son estresores ambientales que ponen en riesgo la salud de nuestra piel. Estudios recientes demuestran que cuando nuestra piel se expone a varias formas de estrés medioambiental de forma continuada envejece con más rapidez y se vuelve vulnerable a enfermedades como el cáncer.

     

    La piel es el envoltorio que nos une al entorno y protege a nuestro organismo de sus inclemencias. No resulta pues sorprendente que sea el órgano de nuestro cuerpo que más sufre cuando el entorno en el que vivimos resulta tóxico e inhóspito. En nuestra piel queda todo reflejado: el estrés que surge de nuestro interior, el estrés psicológico o consecuencia de lo que comemos, y el que viene del exterior, del aire que respiramos, de lo que nos toca la piel. Las condiciones de vida en las grandes ciudades y en las zonas industriales han creado nuevos problemas a nuestra piel, diseñada para adaptarse a las variaciones de temperatura y humedad de los hábitats naturales. Leer Más

Autores

+más
­