• Fede Montagud, editor

    Una tirita en la piel para analizar el sudor

    17 Apr Una 'tirita' en la piel para analizar el sudor

     

    Fuentes:

    IEEE Spectrum

    Aseguran que puede darle un nuevo sentido a las pulseras o relojes, también llamados 'wearables', que cuentan los pasos que damos durante el día o analizan la calidad de nuestro sueño. Investigadores de la Universidad de Cincinatti han desarrollado un gadget parecido a una tirita, con un sensor que mide electrolitos, metabolitos y proteínas del sudor, lo que podría facilitar algunos diagnósticos.

     

    Usar el sudor para diagnosticar ciertas enfermedades no es nada nuevo. La fibrosis quística se puede descartar mediante este método. También se ha utilizado para determinar el consumo de drogas. Pero el Novel Devices Laboratory de la Universidad de Cincinnati (EUA) ha ido un paso más allá. Jason Heickenfel y su equipo han desarrollado un patch (parche) o tirita con un material que absorbe el sudor y un circuito que calcula la concentración de ciertos iones, como por ejemplo el sodio, y luego envía los datos a un smartphone por radiofrecuencia. Leer Más

  • Anna Solana, science journalist

    Los peligros del shopping para la piel

    11 Apr Los peligros del shopping para la piel

     

    Fuentes:

    ABC News

    Es difícil caer en la cuenta, por la adrenalina del impulso consumista y porque asociamos lo nuevo a lo limpio. Pero estos dos adjetivos no van siempre de la mano. La ropa que compramos no está impoluta porque se la han probado varias personas antes que nosotros. ¿Qué riesgos entraña esto para la piel? Los gérmenes que se esconden en algunas prendas pueden provocar desagradables molestias. Nada grave, pero da que pensar.

     

    Philip Tierno, autor de The secret Life of Germs (La vida secreta de los gérmenes), asegura haber encontrado restos de flora de la piel, secreciones respiratorias, organismos vaginales y hasta restos fecales en toda suerte de prendas de vestir recién compradas, desde bañadores hasta blusas o pantalones. El profesor Tierno, director del departamento de Microbiología de la Universidad de Nueva York, llevó a cabo un estudio en el que analizó artículos supuestamente nuevos que escondían cantidades considerables de microorganismos patógenos cómodamente instalados en los pliegues que corresponden a la zona de las axilas o las partes íntimas. Leer Más

  • Anna Solana, science journalist

    Google crea piel humana artificial con fines médicos

    6 Apr Google crea piel humana artificial con fines médicos

     

    Fuentes:

    The Independent

    Hace ya tiempo que dejó de ser un simple buscador: Google trata de ir un paso por delante en el desarrollo científico y tecnológico, como lo atestiguan las Google Glass o los coches sin conductor. Ahora, en su división de Life Sciences, quieren cambiar el enfoque clásico de la medicina observando el cuerpo desde dentro. Pero para interpretar los resultados también han tenido que recrear la barrera protectora que lo cubre, la piel.

     

    La idea del doctor Andrew Conrad, que dirige el equipo de Google X Life Sciences, es hacer que la medicina sea más proactiva y preventiva que episódica y reactiva. Conrad está más interesado en impedir que la gente enferme que en tratar de curarla. Su equipo trabaja en el desarrollo de una pulsera para detectar células cancerígenas, problemas del corazón u otras enfermedades mucho antes de la aparición de los primeros síntomas, gracias a la luz emitida por nanopartículas insertadas en el cuerpo a través de simples pastillas. Para ello no ha dudado en fabricar piel humana artificial. Leer Más

  • Núria Estapé, science journalist

    El factor de hidratación natural de la piel

    31 Mar El factor de hidratación natural de la piel

     

    Fuentes:

    Practical Dermatology

    Nuestra piel está dotada de una perfecta maquinaria cuya función es conservar agua en su interior para impedir que el organismo se deshidrate. La piel, este órgano vital de nuestro cuerpo, cumple una misión imprescindible que mantiene a salvo en el interior al resto de los órganos. Y lo hace gracias a un complejo entramado de moléculas que conservan el delicado equilibrio de la epidermis a pesar de las variaciones de humedad y temperatura del entorno: se denomina factor de hidratación natural (FHN).

     

    Cuando nacemos nuestra epidermis dispone ya de las herramientas para permanecer siempre hidratada y protegida de los rayos ultravioleta. El paso del tiempo y las agresiones del entorno desgastan el manto cutáneo y algunas de las sustancias beneficiosas que lo forman empiezan a perder su capacidad para retener agua. La piel debe contener de un 10% a un 15% de agua. Si la cantidad de agua se reduce a menos del 10%, aparecen problemas de sequedad cutánea: la piel se vuelve más frágil, áspera y apagada, y está más expuesta a sufrir eczemas o infecciones. ¿Como consigue nuestra piel mantener una cantidad mínima de agua en su interior? Leer Más

Autores

+más
­