• Susana Andújar, chemist

    El cuidado diario de la piel seca

    24 Dec El cuidado diario de la piel seca

    La elección de cosméticos debe ser fruto del conocimiento de nuestra piel y de sus necesidades. Para el cuidado y la protección de cada tipología de dermis y para cada edad existen productos específicamente formulados. Estos apuntes técnicos y estos consejos para los cuidados diarios van dirigidos a las personas que tienen la piel excesivamente seca.

     

    La piel seca puede tener diversas causas: tendencia genética, medicaciones agresivas, demasiada exposición al frío o al sol, envejecimiento natural, etc. Pero la sequedad se produce siempre por dos factores: falta o pérdida excesiva de agua (deshidratación) o deficiente secreción de grasa por las glándulas sebáceas. Una piel sana, elástica y confortable requiere mantener el contenido de agua del estrato córneo en un nivel óptimo. Las pieles secas muestran alteraciones de ciertos componentes, cuyos niveles pueden restaurarse mediante cosméticos adecuados. La hidratación es la mejor herramienta para mantener la piel joven y retrasar la aparición de los signos del envejecimiento. Leer Más

  • Núria Estapé, science journalist

    La microbiota o “flora” de la piel

    31 Aug Le microbiote ou la « flore » de la peau

     

    Fuentes:

    The New York Times

    Nuestra piel es un sistema ecológico en equilibrio. Miles de millones de bacterias, virus, hongos y ácaros la colonizaron en los albores de la evolución de los homínidos y desde entonces muchas especies de microorganismos conviven en simbiosis con las células de nuestro manto cutáneo. Los esfuerzos de la ciencia por conocer a nuestros colonizadores han desvelado su importancia fundamental para la salud de la piel. Ayudar a mantener el equilibrio entre todos estos microorganismos es la forma más natural de tener una piel sana.

     

    Aunque resulte difícil imaginarlo, sólo un 10% de las células de la piel, intestinos y mucosas del cuerpo son humanas. La mayoría son células de organismos microscópicos que pertenecen a la microbiota, el conjunto de todos los microbios foráneos que habitan en nuestro cuerpo, sobre todo en el sistema digestivo y en la piel. Por ejemplo, cada centímetro cuadrado de piel humana contiene alrededor de un millón de microorganismos de unas cien especies distintas. Todos ellos forman la microbiota de la piel (tradicionalmente llamada “flora” cutánea). Se trata de un ecosistema complejo, comparable a cualquier otro del manto terrestre. Hoy sabemos que nuestra piel ha hospedado a estos microorganismos a lo largo de miles de años de evolución y que la unión entre nuestras propias células cutáneas y estos diminutos invitados ayuda a que la piel lleve a cabo su función principal: servir de barrera física protectora. Leer Más

  • Fede Montagud, editor

    Cúrcuma: ¿el aloe vera del siglo XXI?

    20 May Cúrcuma: ¿el aloe vera del siglo XXI?

     

    Fuentes:

    Phytomedicine

    Tiene propiedades antiinflamatorias, hidratantes, antioxidantes, antimicrobianas y cicatrizantes y podría ser un ingrediente importante en las cremas del futuro. O así lo sugieren varios estudios realizados en diferentes universidades. El extracto de cúrcuma, conocida por ser un componente del curry, protege la piel del daño que causan los rayos ultravioleta y ayuda a regenerarla.

     

    Forma parte de la farmacopea ayurvédica y, en diversos sistemas de salud públicos asiáticos, la cúrcuma se prescribe para tratar dolencias gastrointestinales o articulares. También se usa como coadyuvante para la cicatrización de heridas o para revitalizar la piel. Ahora, científicos de la Universidad de Ehime (Japón) han comprobado que administrar dos dosis diarias de curcumina (el componente activo de la cúrcuma que le da su característico color amarillo) puede contrarrestar el daño causado por la exposición prolongada a los rayos ultravioleta y mejorar la elasticidad de la piel, además de prevenir la formación de arrugas. Leer Más

  • Susana Andújar, chemist

    ¿Cómo se mide la eficacia de los cosméticos?

    15 May ¿Cómo se mide la eficacia de los cosméticos?

    Los envases y la publicidad de los productos cosméticos prometen a veces maravillas. Al ver ciertos spots se podría creer que tal o cual crema obrará milagros sobre nuestra piel: las arrugas desaparecerán y el cutis se volverá tan terso y sedoso como el de la modelo del anuncio. ¿Hasta qué punto es cierto? ¿Cómo se comprueban los efectos reales de los cosméticos?

     

    Las legislaciones sobre productos cosméticos exigen que sean aportadas las pruebas que demuestren el efecto reivindicado por cada uno de ellos. Por esta razón, antes de lanzar una nueva fórmula al mercado, los departamentos de I+D de las empresas fabricantes realizan distintos test, en función de las propiedades de su producto que quieren destacar. Las “promesas” que aparecen en el etiquetado y en la publicidad deben estar avaladas por estudios científicos. Estos test se llevan a cabo mediante pruebas in vitro (en el laboratorio, sobre soportes sintéticos o naturales), in vivo (sobre personas, nunca sobre animales) o con ambos métodos. Finalmente, los resultados deben siempre corroborarse mediante la aplicación del producto sobre personas voluntarias. Leer Más

Autores

+más
­