• Anna Solana, science journalist

    Cremas BB, CC, DD, EE…

    20 Dec Cremas BB, CC, DD, EE…

     

    Fuentes:

    The Guardian

    The Huffington Post

    Estos pares de letras no son nombres en clave de diferentes sistemas operativos de software, que suelen seguir el abecedario para identificarse. Describen las cremas multifunción o ‘todo un uno’, que desde hace años prometen un sinfín de beneficios para la piel. ¿Pero qué diferencias hay entre las versiones BB, CC, DD y EE? ¿Funcionan o son sólo parte de una buena campaña de marketing?

     

    Las BB cream llevan más o menos cinco años en el mercado occidental, aunque la denominación viene de lejos. De hecho, la dermatóloga y alergóloga alemana Christine Schrammek asegura haber ideado, en 1967, la primera crema Blemish Balm (BB), que significa bálsamo anti rojeces/granitos, para tratar la piel después de los peelings. La fórmula original contenía óxido de zinc, dióxido de titanio, raíz de regaliz y pantenol, o sea un cóctel de propiedades antiinflamatorias, protectoras, calmantes e hidratantes que le confería al producto un atractivo considerable. Leer Más

  • Núria Estapé, science journalist

    El factor de hidratación natural de la piel

    31 Mar El factor de hidratación natural de la piel

     

    Fuentes:

    Practical Dermatology

    Nuestra piel está dotada de una perfecta maquinaria cuya función es conservar agua en su interior para impedir que el organismo se deshidrate. La piel, este órgano vital de nuestro cuerpo, cumple una misión imprescindible que mantiene a salvo en el interior al resto de los órganos. Y lo hace gracias a un complejo entramado de moléculas que conservan el delicado equilibrio de la epidermis a pesar de las variaciones de humedad y temperatura del entorno: se denomina factor de hidratación natural (FHN).

     

    Cuando nacemos nuestra epidermis dispone ya de las herramientas para permanecer siempre hidratada y protegida de los rayos ultravioleta. El paso del tiempo y las agresiones del entorno desgastan el manto cutáneo y algunas de las sustancias beneficiosas que lo forman empiezan a perder su capacidad para retener agua. La piel debe contener de un 10% a un 15% de agua. Si la cantidad de agua se reduce a menos del 10%, aparecen problemas de sequedad cutánea: la piel se vuelve más frágil, áspera y apagada, y está más expuesta a sufrir eczemas o infecciones. ¿Como consigue nuestra piel mantener una cantidad mínima de agua en su interior? Leer Más

  • Susana Andújar, chemist

    El cuidado diario de la piel seca

    24 Dec El cuidado diario de la piel seca

    La elección de cosméticos debe ser fruto del conocimiento de nuestra piel y de sus necesidades. Para el cuidado y la protección de cada tipología de dermis y para cada edad existen productos específicamente formulados. Estos apuntes técnicos y estos consejos para los cuidados diarios van dirigidos a las personas que tienen la piel excesivamente seca.

     

    La piel seca puede tener diversas causas: tendencia genética, medicaciones agresivas, demasiada exposición al frío o al sol, envejecimiento natural, etc. Pero la sequedad se produce siempre por dos factores: falta o pérdida excesiva de agua (deshidratación) o deficiente secreción de grasa por las glándulas sebáceas. Una piel sana, elástica y confortable requiere mantener el contenido de agua del estrato córneo en un nivel óptimo. Las pieles secas muestran alteraciones de ciertos componentes, cuyos niveles pueden restaurarse mediante cosméticos adecuados. La hidratación es la mejor herramienta para mantener la piel joven y retrasar la aparición de los signos del envejecimiento. Leer Más

  • Ailish Maher, science journalist

    Volar en avión deteriora la piel

    16 Nov Volar en avión deteriora la piel

     

    Fuentes:

    Everyday Health

    El País

    Cuando volamos, el aire presurizado de la cabina absorbe la humedad de nuestra piel, dejándola seca y con aspecto mortecino y sin brillo. Tras el aterrizaje, el deterioro de nuestro cutis suele ser proporcional a la duración del viaje. ¿Qué podemos hacer para proteger nuestra piel y que no parezca agotada cuando tomamos tierra?

     

    Las cabinas de los aviones están presurizadas mediante aire acondicionado de baja humedad, lo que, cuando se vuela a mucha altitud, crea un ambiente seguro y confortable para los pasajeros y la tripulación y les protege del riesgo de sufrir los problemas fisiológicos que causaría la baja presión del aire exterior. Pero lo cierto es que ir en avión afecta a la piel. Los primeros efectos sobre la piel de la cara y del cuerpo son consecuencia de la deshidratación: piel seca, labios cortados y nariz, manos, garganta y ojos secos. Además, nuestro cuerpo responde a la fatiga del jet lag liberando cortisol, la hormona del estrés, que afecta a la función barrera de la piel y causa rojeces, manchas y erupciones. Leer Más

Autores

+más
­