• Fede Montagud, editor

    Aspirina contra el cáncer de piel

    25 Sep Aspirina contra el cáncer de piel

     

    Fuentes:

    Cancer

    La exposición excesiva al sol es la principal causa del envejecimiento de nuestra piel; también propicia la aparición de melanomas, los cánceres dérmicos más malignos. Un estudio reciente relaciona el consumo de aspirina con una menor incidencia del melanoma en mujeres.

     

    Hace décadas que la aspirina (ácido acetilsalicílico) se utiliza en la prevención de riesgos cardíacos y de cáncer de colon; millones de personas en todo el mundo toman diariamente su pequeña dosis. Las conclusiones de un estudio publicado este año en Cancer parecen añadir nuevos efectos beneficiosos a la modesta y tradicional aspirina. La investigación se ha llevado a cabo en Estados Unidos a lo largo de 12 años con casi 60.000 mujeres postmenopáusicas de 50 a 79 años de edad. Los resultados muestran que tomar aspirina reduce en un 21% la posibilidad de sufrir un melanoma, el más grave de los cánceres de piel. Es una buena noticia, sin duda, aunque serán necesarias nuevas investigaciones para confirmar que estos resultados podrían ser de aplicación general. Mientras tanto, no obstante, recordemos que lo más importante es proteger al máximo nuestra piel de los rayos ultravioleta del sol. Con aspirina o sin aspirina.

  • Fede Montagud, editor

    Los pelirrojos son mas propensos al melanoma

    9 Apr Los pelirrojos son mas propensos al melanoma

     

    Fuentes:

    Scientific American

    Las personas pelirrojas son más propensas a sufrir melanoma (el cáncer de piel más maligno), incluso si evitan tomar el sol. La causa es genética: el tipo de melanina que producen, el pigmento responsable del pelo rojo y la piel blanca, favorecería la aparición de este cáncer, incluso sin la intervención de rayos ultravioleta.

     

    Quienes tienen pecas y el pelo rojo ya saben que son más proclives a sufrir los daños en la piel que producen los rayos ultravioletas del sol, es decir quemaduras y fotoenvejecimiento. Pero una investigación realizada con ratones por un grupo de científicos estadounidenses y publicada en Nature demuestra que, además, tenderían a desarrollar melanomas. El origen está en un gen que controla la pigmentación en los mamíferos (Mc1r). Si está poco activo (como en los pelirrojos) produce feomelanina, responsable del color rojo; si su actividad aumenta produce eumelanina, que origina las pieles negras y marrones. Los resultados demuestran que la feomelanina por sí sola podía causar melanoma. Los autores insisten, no obstante, en que lo importante para la salud es limitar al máximo la exposición a los rayos ultravioleta, sea nuestra piel del color que sea.

  • Elisabet Salmerón, science journalist

    Autobronceadores, piel morena sin cáncer

    28 Mar Autobronceadores, piel morena sin cáncer

     

    Fuentes:

    Dfarmacia.com

    Mayo Clinic

    Los autobronceadores se han convertido en “mano de santo” para lo que desean tener una piel morena durante todo el año. Y, al mismo tiempo, son un método eficaz para reducir los efectos negativos de las radiaciones solares y prevenir el cáncer de piel. Veamos sus ventajas e inconvenientes.

     

    Los primeros autobronceadores de los años 60 tendrían mucho que envidiar a los actuales. En aquella época, su salida al mercado despertó más rechazo que aceptación debido a la desigual y anaranjada coloración que generaban en la piel. Los autobronceadores actuales no sólo confieren un color más natural y duradero, sino que los hay para todos los gustos y tipos de piel. Existen distintas presentaciones (crema, gel, spray, toallita, etc.), así como interesantes efectos extra (hidratantes, protectores solares, antiarrugas u otros). Leer Más

  • Núria Estapé, science journalist

    Hombres, el sexo frágil (su piel, al menos)

    Al contrario de lo que se cree, la piel de los hombres es más frágil que la de las mujeres. Piel seca, vello encarnado y rojez persistente son algunos de los problemas que aquejan a los hombres al afeitarse. Pero hay mucho más. La piel de los hombres es más sensible a los efectos nocivos del sol y a padecer cáncer.

     

    Podemos distinguir el sexo de una persona joven con solo observar y tocar un centímetro cuadrado de su cutis. En cada sexo la piel reacciona de un modo especial ante agresiones internas (infecciones, cambios hormonales) y externas (cambios de temperatura y humedad, afeitado, cosméticos). Las diferencias son en parte debidas a las hormonas esteroides que viajan por la sangre y se unen a unas proteínas de la piel, dónde actúan. Sin embargo, se sabe ahora que el estilo de vida y el tipo de cuidados cutáneos que recibimos también tienen influencia en la salud y el aspecto de nuestra piel. Leer Más

Autores

+más
­