• Josep Orellana, science journalist

    Los ritmos circadianos de la piel

    26 May Los ritmos circadianos de la piel

     

    Fuentes:

    Journal of Biological Rhythms

    Sin que seamos conscientes de ello, los seres humanos disponemos de un reloj interno biológico que controla muchas de las funciones que realizamos. También la piel está sometida a los llamados ritmos circadianos y organiza sus actividades según las horas del día y la noche para ser más eficaz. Así que pronto podremos saber el momento óptimo para aplicar un producto cosmético sobre nuestra piel.

     

    El funcionamiento saludable del cuerpo humano se basa en el seguimiento de ritmos y patrones biológicos internos. Estos ritmos, conocidos como ritmos circadianos, están controlados por un “reloj interno” ubicado en el cerebro que modula el metabolismo de órganos y tejidos de nuestro organismo las 24 horas del día. La ciencia que estudia estos procesos se llama cronobiología. Hay estudios científicos que evidencian cómo las células de nuestra piel se rigen por los ritmos circadianos, que afectan directamente a la regeneración celular de la epidermis. Leer Más

  • Fede Montagud, editor

    Cirugía plástica: antes piénselo dos veces…

    21 May Cirugía plástica: antes piénselo dos veces…

     

    Fuentes:

    The Guardian

    La cirugía estética o cosmética no es trivial. Y no sólo porque puede ser que la persona quede irreconocible o pierda su personalidad, como en los últimos casos entre celebrities. La desinformación de los pacientes y la frivolidad hacen que se olvide que sigue siendo cirugía, con todos sus riesgos asociados. Una iniciativa australiana recomienda pensárselo dos veces, o al menos durante una semana.

     

    El Medical Board of Australia, que regula la práctica médica en el país, quiere ponerle remedio a este asunto con la edición de una guía que propone un período de reflexión antes de cualquier operación. El objetivo es que el paciente le dé varias vueltas a la decisión de someterse a un procedimiento quirúrgico únicamente por razones estéticas. La prudencia obliga, y las reclamaciones y los casos de malas prácticas realizadas por personal no cualificado o en lugares no acondicionados, también. Leer Más

  • Núria Estapé, science journalist

    ¿Para qué sirve la melanina?

    16 May ¿Para qué sirve la melanina?

     

    Fuentes:

    Photochemistry and Photobiology

    Cuando hablamos de sol y de bronceado, hablamos de melanina. La piel la produce cuando nos toca el sol y gracias a ella nos ponemos morenos. En efecto, la melanina es un pigmento que oscurece la piel para protegerla del daño que ocasionan los rayos ultravioletas del sol. El pelo y el iris de nuestros ojos también la contienen. ¿Pero, qué es exactamente y para qué sirve la melanina?

     

    La melanina no es exclusiva de los humanos: está en la mayoría de seres vivos. Algunos animales pueden camuflarse cambiando su color y las plantas exhiben sus tonos gracias a ella. Se trata de un pigmento derivado de la tirosina, un aminoácido indispensable para que todo nuestro organismo funcione correctamente. En nuestra piel se fabrica en los melanocitos, unas células de la epidermis, y en los folículos pilosos (raíces de los pelos). Es como un lápiz de colores, responsable de los tonos marrones y rojizos de la piel, el pelo y el cabello de todos nosotros. Pero esa no es su función principal, sino defendernos de los efectos perjudiciales de la radiación ultravioleta. Leer Más

  • Violeta Camarasa, science journalist

    Jabones: miles de años, miles de fórmulas

    6 May Historia-del-jabón

     

    Fuentes:

    Open Learn

    Soap History

    El jabón, ese elemento de cuidado de la piel hoy omnipresente, no ha estado siempre ahí. Antiguamente se elaboraba hirviendo diversos tipos de grasa con cenizas vegetales. Y tiene una curiosa historia, desde esas fórmulas milenarias hasta los actuales métodos de fabricación con base científica. El jabón ha tenido y tiene un papel relevante en las sociedades modernas: ha sido arma higiénica contra las epidemias, garantiza unos estándares mínimos de higiene y constituye un sector económico de primer orden.

     

    1. Babilonia y antiguo Egipto. El primer jabón del que tenemos constancia se usaba en la antigua Babilonia alrededor del 2800 a. C. Las inscripciones encontradas en las excavaciones revelan una fórmula a base de cenizas y grasas, que se hervían juntas en agua. El Papiro Ebers, un tratado médico escrito en el antiguo Egipto hacia el 1500 a. C., explica cómo combinaban grasas animales o vegetales con sales alcalinas para formar una especie de jabón que usaban para curar enfermedades de la piel. Por el contrario, los antiguos griegos y romanos se bañaban con piedra pómez, arena, arcilla y aceites, pero sin jabón. Leer Más

Autores

+más
­