• Violeta Camarasa, science journalist

    10 cuestiones clave sobre los aceites minerales

    Hace más de cien años que los aceites de origen mineral se usan en cosmética y, desde hace algunas décadas, son algunos de los componentes que más confusión generan entre los consumidores. Existen muchos mitos y creencias erróneas. ¿Cómo afectan a la salud de la piel? ¿Son cancerígenos? ¿Provocan acné? ¿Son “naturales”? ¿Son más seguros los aceites vegetales?

     

    1. ¿Qué productos cosméticos los contienen? Acabaríamos antes si formuláramos la pregunta a la inversa, ya que son de los componentes más habituales en cosmética. Aceite de parafina, aceite de petróleo, parafina líquida, petrolatum, petrolato líquido blanco, aceite blanco, vaselina, mineral oil, silicone quaternium, methylsilanol, cera microcristalina... Tienen muchos nombres. Si alguno de estos ingredientes aparece en las etiquetas de tus productos, quiere decir que estás aplicando aceites minerales sobre tu piel. Leer Más

  • Fede Montagud, editor

    La crisis de los rellenos antiarrugas

    24 Mar La crisis de los rellenos antiarrugas

     

    Fuentes:

    BBC News Health

    Los tratamientos rejuvenecedores de la piel mediante inyecciones de diversos tipos han evitado el paso por el quirófano a muchas mujeres (y hombres). Pero también han proliferado los efectos secundarios, porque no siempre los productos son de alta calidad ni quienes los aplican tienen la necesaria cualificación profesional.

     

    ¿Se dejaría usted inyectar bótox o colágeno en la peluquería o en un beauty-party? Pues sucede con cierta frecuencia, lo que ha encendido las alarmas entre los médicos a la vista de las complicaciones que se producen. Por ejemplo, el Colegio de Cirujanos del Reino Unido impulsa una iniciativa para que sólo los médicos, enfermeras cualificadas y dentistas puedan inyectar bótox, que es en realidad una potente neurotoxina. Además, la picaresca produce engañosas ofertas baratas: se inyecta ácido hialurónico diluido; lógicamente, el efecto dura la mitad. En EUA, la Food and Drug Administration (FDA) sólo ha aprobado cinco sustancias para rellenos antiarrugas, además del bótox, todos considerados medicamentos. En Europa, en cambio, se permiten casi 50. Si usted piensa en quitarse años con inyecciones de colágeno, ácido hialurónico o bótox, recurra a un centro médico especializado. No arriesgue la salud de su piel y la de su cuerpo.

  • Núria Estapé, science journalist

    Enzimas para el cuidado de la piel

    21 Mar Enzimas para el cuidado de la piel

     

    Fuentes:

    The New York Times

    La enzimología es un nuevo campo de investigación en dermatología y cosmética. Trata de averiguar cómo las enzimas pueden mejorar el aspecto de la piel y prevenir sus alteraciones. Las compañías farmacéuticas estudian las enzimas relacionadas con enfermedades cutáneas; el sector cosmético, las que potencian la belleza de la piel. No obstante, incorporar en la dieta las enzimas adecuadas resulta, hoy por hoy, la forma más natural y eficaz de conseguir una piel sana y bella.

     

    La piel necesita nutrirse de grasas, proteínas y carbohidratos para tener un aspecto sano y vibrante. Para que estas sustancias actúen de modo óptimo en el tejido cutáneo son necesarias unas pequeñas moléculas que aceleran reacciones químicas: las enzimas. Gracias a su actividad, los alimentos pasan de la sangre a la piel, se forman grasas beneficiosas y se repara el colágeno dañado por el efecto de los rayos ultravioletas, por citar sólo algunas de sus múltiples funciones. Existen muchos tipos de enzimas. Las más usadas en productos cosméticos son las llamadas enzimas proteolíticas, que rompen las proteínas en trocitos pequeños para que la piel absorba mejor sus componentes, lo que permite a las células cutáneas crecer y renovarse. Leer Más

  • Anna Solana, science journalist

    Ganar la batalla a las arrugas

    10 Mar Ganar la batalla a las arrugas

     

    Fuentes:

    University of Maryland

    “La arruga es bella”, aseguraba Adolfo Domínguez, que hizo famoso este eslogan en la moda española de los 80. Pero no es verdad. Según diversas fuentes, el mercado para disimular los surcos que marcan los años en la piel alcanzará los 290.000 millones de dólares en el 2015. La juventud se compra a precios dispares. Las técnicas son cada vez más sofisticadas. Pero, ¿cuáles son? Y lo más importante: ¿funcionan?

     

    Las opciones son muchas. Y cada vez aparecen más combinaciones aparentemente imposibles con promesas golosas. Pero se resumen básicamente en dos procedimientos: poner o quitar. Añadirle productos a la piel para hacerla parecer más lozana, o quitarle capas y estirarla para que se renueve. Puede parecer una simplificación burda, pero ayuda a entender mejor la panoplia de tratamientos a los que uno puede someterse para sacarse años de encima. Leer Más

Autores

+más
­