• Anna Solana, science journalist

    Menopausia: la madurez a flor de piel

    11 Feb Menopausia: la madurez a flor de piel

     

    Fuentes:

    Virtualmedicalcentre

    La menopausia tiene mala prensa. Muchas mujeres la asocian a la pérdida de atractivo, porque constituye el final de una etapa y porque provoca algunas molestias y cambios. Los menos conocidos son quizás los que se producen en el cutis, que no afectan a todas las mujeres por igual y dependen en gran medida del tipo de piel que se tenga y del estilo de vida que se haya llevado. Pero, ¿tienen solución?

     

    Es el fin de la etapa reproductiva y supone cambios importantes para cualquier mujer. Pero se pueden sobrellevar. Según la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), se sitúa en promedio a los 51,4 años y se produce cuando el cuerpo deja progresivamente de producir estrógenos y progesterona, lo que detiene la función ovárica y, por lo tanto, el ciclo menstrual. Estos cambios hormonales son los que producen los conocidos sofocos, pero también insomnio, cambios de humor, atrofia vaginal y envejecimiento cutáneo. O lo que es lo mismo: sequedad, arrugas y flacidez de la piel. Leer Más

  • Fede Montagud, editor

    ¡Cuidado con las cabinas de bronceado!

    5 Oct ¡Cuidado con las cabinas de bronceado!

     

    Fuentes:

    JAMA Internal Medicine

    Las cabinas de bronceado artificial suponen un riesgo añadido para la salud de nuestra piel y potencian la aparición de melanomas. No obstante, millones de personas siguen utilizándolas en todo el mundo, a pesar de las advertencias de médicos y autoridades sanitarias. Un nuevo estudio científico confirma la gravedad del problema.

     

    En este blog hemos hablado en varias ocasiones acerca de los riesgos que suponen los rayos ultravioleta (UV) del bronceado artificial para nuestra salud, especialmente porque son un factor de alto riesgo para el desarrollo de melanomas, los cánceres de piel más agresivos. No somos los únicos: desde hace tiempo las asociaciones médicas advierten –enarbolando estudios científicos incontestables– que esta práctica influye directamente en el aumento espectacular que han experimentado los cánceres de piel en las últimas décadas, sobre todo en mujeres de raza blanca. Leer Más

  • Fede Montagud, editor

    Aspirina contra el cáncer de piel

    25 Sep Aspirina contra el cáncer de piel

     

    Fuentes:

    Cancer

    La exposición excesiva al sol es la principal causa del envejecimiento de nuestra piel; también propicia la aparición de melanomas, los cánceres dérmicos más malignos. Un estudio reciente relaciona el consumo de aspirina con una menor incidencia del melanoma en mujeres.

     

    Hace décadas que la aspirina (ácido acetilsalicílico) se utiliza en la prevención de riesgos cardíacos y de cáncer de colon; millones de personas en todo el mundo toman diariamente su pequeña dosis. Las conclusiones de un estudio publicado este año en Cancer parecen añadir nuevos efectos beneficiosos a la modesta y tradicional aspirina. La investigación se ha llevado a cabo en Estados Unidos a lo largo de 12 años con casi 60.000 mujeres postmenopáusicas de 50 a 79 años de edad. Los resultados muestran que tomar aspirina reduce en un 21% la posibilidad de sufrir un melanoma, el más grave de los cánceres de piel. Es una buena noticia, sin duda, aunque serán necesarias nuevas investigaciones para confirmar que estos resultados podrían ser de aplicación general. Mientras tanto, no obstante, recordemos que lo más importante es proteger al máximo nuestra piel de los rayos ultravioleta del sol. Con aspirina o sin aspirina.

  • Fede Montagud, editor

    Los pelirrojos son mas propensos al melanoma

    9 Apr Los pelirrojos son mas propensos al melanoma

     

    Fuentes:

    Scientific American

    Las personas pelirrojas son más propensas a sufrir melanoma (el cáncer de piel más maligno), incluso si evitan tomar el sol. La causa es genética: el tipo de melanina que producen, el pigmento responsable del pelo rojo y la piel blanca, favorecería la aparición de este cáncer, incluso sin la intervención de rayos ultravioleta.

     

    Quienes tienen pecas y el pelo rojo ya saben que son más proclives a sufrir los daños en la piel que producen los rayos ultravioletas del sol, es decir quemaduras y fotoenvejecimiento. Pero una investigación realizada con ratones por un grupo de científicos estadounidenses y publicada en Nature demuestra que, además, tenderían a desarrollar melanomas. El origen está en un gen que controla la pigmentación en los mamíferos (Mc1r). Si está poco activo (como en los pelirrojos) produce feomelanina, responsable del color rojo; si su actividad aumenta produce eumelanina, que origina las pieles negras y marrones. Los resultados demuestran que la feomelanina por sí sola podía causar melanoma. Los autores insisten, no obstante, en que lo importante para la salud es limitar al máximo la exposición a los rayos ultravioleta, sea nuestra piel del color que sea.

Autores

+más
­