• Fede Montagud, editor

    Nuevo tratamiento contra el acné

    16 Oct Nuevo tratamiento contra el acné

     

    Fuentes:

    EFE

    El acné es probablemente el problema de la piel más común, pues afecta al 75% de los seres humanos en algún momento de su vida. Para muchos jóvenes constituye una preocupación estética y de autoestima de primer orden. Una nueva patente a base de sustancias naturales podría convertirse en un tratamiento muy efectivo.

     

    Para el tratamiento del acné se utilizan diversos activos, desde productos químicos a antibióticos, pasando por la isotretinoína, el más efectivo (aunque requiere supervisión médica). Ahora, científicos de la Universidad de Granada han creado una fórmula que se aplica de manera tópica, que no crea resistencias bacterianas y carece de efectos secundarios. Su ingrediente principal es una proteína cíclica de 70 aminoácidos denominada AS-48. La fórmula tiene actividad frente a diversas bacterias patógenas de la piel, entre ellas Propionibacterium acnes, la responsable del acné. Los científicos esperan que su fórmula, que sólo contiene sustancias naturales con actividad antibacteriana, se convierta pronto en un ingrediente cosmético o farmacéutico básico para el tratamiento y la profilaxis del acné.

  • Fede Montagud, editor

    Tenemos la piel llena de hongos

    25 Jul Tenemos la piel llena de hongos

     

    Fuentes:

    NIH News

    Nuestra piel está cubierta por una gran variedad de bacterias, hongos y virus que conviven en perfecto equilibrio, constituyendo la microbiota o flora cutánea. Una nueva investigación pone al descubierto la abundancia de especies de hongos que nos colonizan y contribuyen a que nuestra piel se mantenga sana y con buen aspecto.

     

    Casi todo el mundo sabe que nuestro sistema digestivo basa su funcionamiento en la presencia constante de microorganismos imprescindibles para procesar los alimentos. Del mismo modo, el ecosistema de la piel necesita gérmenes beneficiosos para mantener su buen estado. Una reciente investigación genética realizada en Estados Unidos y publicada en Nature ha descrito por primera vez los 80 tipos de hongos que habitualmente viven en nuestra epidermis. Los talones –y los pies en general– son las zonas donde conviven más especies, mientras que son menos abundantes en el cogote, la espalda, las orejas y las palmas de las manos. Este importante hallazgo multiplica por cuatro los tipos de hongos de la microbiota conocidos y orientará la futura investigación sobre el papel de los microorganismos de la piel. Además confirma la importancia de respetar el equilibrio de este ecosistema para mantener nuestra piel en el mejor estado. Recuerden, duchas cortas con agua templada y jabones, geles e hidratantes de pH ligeramente ácido (entre 4,7 y 5,5).

  • Fede Montagud, editor

    ¿Quién no tiene olor corporal?

    Nuestra genética condiciona lo que segrega nuestra piel a través del sudor y, en consecuencia, cómo olemos. No existen dos olores corporales iguales, puesto que todos tenemos, además, un “cóctel” propio de bacterias que procesan el sudor y liberan sustancias volátiles. Pero existen personas que no huelen… y usan desodorante.

     

    Nuestro olor corporal se produce cuando las bacterias de la piel degradan ciertas sustancias presentes en el sudor que producen las glándulas sudoríparas (hormonas esteroideas, ácidos grasos y compuestos sulfúricos). Las características genéticas condicionan la cantidad y la proporción de tales sustancias que cada uno segrega y, por tanto, los diferentes olores corporales. Sin embargo, una reciente investigación realizada en Reino Unido sobre 6.500 mujeres ha puesto de manifiesto que un 2% de ellas prácticamente no huele debido a su versión del gen ABCC11. No obstante, más del 75% de ellas usan igualmente desodorante en las axilas por costumbre. La identificación de esta característica genética podría suponer para estas personas sin olor un ahorro económico y una reducción de su exposición a productos químicos. También abre el camino a la futura aplicación de la genética de cada uno en el terreno de la higiene personal.

  • Josep Orellana, science journalist

    ¡Maldito acné!

    23 Jul

    El acné no es peligroso, pero afecta a tres cuartas partes de la población de todo el mundo, sobre todo entre los 11 y los 30 años de edad. Supone un problema estético grave para muchos jóvenes. Los tratamientos actuales son de efectividad limitada. Pero tal vez pronto dispongamos de soluciones más efectivas.

     

    El acné es una enfermedad inflamatoria. Su origen es una sobreproducción del sebo (grasa) secretado por las glándulas sebáceas de la piel. El sebo obstruye los folículos pilosos, que acaban infectándose. La bacteria Propionibacterium acnes es la causante de esta infección. Leer Más

Autores

+más
­