• Fede Montagud, editor

    Comprobado: el sol envejece la piel…

    16 Jun

    Una imagen vale más que mil palabras. Esta es la foto de un conductor de camiones que durante casi treinta años recibió el sol en el lado izquierdo de la cara a través de la ventana de su vehículo. El efecto de envejecimiento debido a los rayos UV en ese lado es más que evidente.

     

    La imagen ha sido publicada en The New England Journal of Medicine acompañando un artículo de los doctores Jennifer Gordon y Joaquín Brieva, de la Northwestern University de Chicago (Estados Unidos), quienes documentan y describen este caso extremo de dermatoheliosis unilateral en un varón de 69 años. No se trata de un retoque de Photoshop. Que cada cual saque sus propias conclusiones, especialmente ahora que llega la temporada de playa. (Foto: NEJM).

     

    Fuente:

    The New England Journal of Medicine

  • Fede Montagud, editor

    La piel se regenera al caer el sol

    11 Jun

    Las células madre que regeneran la piel están reguladas por un ciclo diario. Por la mañana se reproducen poco; su actividad empieza cuando cae el sol. Perturbar este ritmo natural envejece la piel y podría aumentar el riesgo de sufrir algunos cánceres.

     

    Estas son las conclusiones de un estudio hecho con ratones y recientemente publicado en Nature por su posible trascendencia para los seres humanos. Ratones, humanos y otras especies compartimos una proteína que regula las fases de actividad y reposo de las células madre de la epidermis. Somos animales sujetos a la rotación de la Tierra, al día y a la noche. Las células de la piel son más vulnerables a sufrir mutaciones cuando se están dividiendo y por eso no lo hacen a pleno día, cuando los dañinos rayos UV del sol podrían originar un cáncer.

     

    Fuente:

    Nature

  • Núria Estapé, science journalist

    El mito del agua: ¿Cuánta debemos beber?

    10 Jun

    Existe la creencia de que para mantener la piel hidratada debemos tomar, al menos, dos litros de agua al día. Tal mito está arraigado en muchas personas –médicos incluidos– preocupadas por la salud cutánea. Ahora, la evidencia científica lo ha desmoronado. Beber mucha agua es saludable, pero no es el medio para tener una piel más tersa.

     

    Tomar dos litros de agua al día para hidratar correctamente la piel es una creencia del siglo XX que surgió con fuerza y caló en la opinión pública gracias a su difusión en revistas de belleza y, sobre todo, en Internet. En una de sus versiones afirma que seguir la llamada norma 8x8 –beber cada día ocho vasos de agua de ocho onzas cada uno, o sea, casi dos litros– aporta elasticidad a la piel, evita que ésta se reseque y la hace menos propensa a las arrugas. Leer Más

  • Fede Montagud, editor

    La piel, mejor conocida

    31 May

    Un equipo de investigadores del Karolinska Institutet (Suecia) ha conseguido describir con gran precisión la estructura molecular de la capa más externa de la piel. Este avance no sólo facilitará el camino para la administración de medicamentos a través de la piel, sino que también permitirá comprender mejor las enfermedades cutáneas.

     

    La capa más externa de nuestra epidermis, el estrato córneo, ejerce como barrera impermeable que nos protege del medio exterior y garantiza nuestra seguridad. Está formada por capas de células corneas entre las cuales hay lípidos (grasas), básicamente moléculas de colesterol y ceramidas. La reciente investigación permitirá descubrir qué sustancias permitirán superar esta barrera y, por lo tanto, podrán usarse para administrar antibióticos, insulina u otros fármacos a través de la piel.

     

    Fuentes:

    Karolinska Institutet

    Journal of Investigative Dermatology

Autores

+más
­