• Núria Estapé, science journalist

    La microbiota o “flora” de la piel

    31 ago Le microbiote ou la « flore » de la peau

     

    Fuentes:

    The New York Times

    Nuestra piel es un sistema ecológico en equilibrio. Miles de millones de bacterias, virus, hongos y ácaros la colonizaron en los albores de la evolución de los homínidos y desde entonces muchas especies de microorganismos conviven en simbiosis con las células de nuestro manto cutáneo. Los esfuerzos de la ciencia por conocer a nuestros colonizadores han desvelado su importancia fundamental para la salud de la piel. Ayudar a mantener el equilibrio entre todos estos microorganismos es la forma más natural de tener una piel sana.

     

    Aunque resulte difícil imaginarlo, sólo un 10% de las células de la piel, intestinos y mucosas del cuerpo son humanas. La mayoría son células de organismos microscópicos que pertenecen a la microbiota, el conjunto de todos los microbios foráneos que habitan en nuestro cuerpo, sobre todo en el sistema digestivo y en la piel. Por ejemplo, cada centímetro cuadrado de piel humana contiene alrededor de un millón de microorganismos de unas cien especies distintas. Todos ellos forman la microbiota de la piel (tradicionalmente llamada “flora” cutánea). Se trata de un ecosistema complejo, comparable a cualquier otro del manto terrestre. Hoy sabemos que nuestra piel ha hospedado a estos microorganismos a lo largo de miles de años de evolución y que la unión entre nuestras propias células cutáneas y estos diminutos invitados ayuda a que la piel lleve a cabo su función principal: servir de barrera física protectora. Leer Más

  • Fede Montagud, editor

    La piel clara mediterránea, una cuestión de selección natural

    16 ago La piel clara mediterránea, una cuestión de selección natural

     

    Fuentes:

    Madri+d

    El gen MC1R es uno de los encargados de regular la síntesis de la melanina y, por lo tanto, responsable de que tengamos la piel más o menos oscura y un determinado color de pelo. Una mutación de este gen, habitual en los habitantes de la región mediterránea, explica pro qué su piel, a pesar de ser clara, se broncea fácilmente en verano.

     

    Según un estudio realizado por la Universitat Jaume I de Castelló y la Universidad del País Vasco, ambas españolas, sobre más de 1.000 individuos de diferentes regiones y publicado en la revista Molecular Biology and Evolution, la mutación denominada V60L del gen MC1R está presente en el 10-20% de la población. Esta mutación, según han estimado los científicos, se produjo hace 30.000-50.000 años. Se asocia directamente a la piel clara y el pelo rubio o pelirrojo y tiene dos aspectos. Por una parte, resulta positiva, pues ser más blanco facilita la síntesis de vitamina D (necesaria para el crecimiento) durante el invierno y aporta cierta protección en verano por su facilidad para oscurecer la pigmentación. Pero, por otra parte, los individuos que la presentan también tienen mayor predisposición a padecer cáncer de piel. Anverso y reverso. Aun así, para los investigadores, el descubrimiento puede resultar muy útil en el campo de la prevención médica.

  • Anna Solana, science journalist

    ¿Por qué se nos pone la piel de gallina?

    5 ago ¿Por qué se nos pone la piel de gallina?

     

    Fuentes:

    AEDV

    El nombre médico del fenómeno traduce bien una de las sensaciones que lo acompañan. Se le llama horripilación cutánea o piloerección y se produce cuando sentimos miedo, frío o alguna emoción que nos hace estremecer. Es lo que conocemos como piel de gallina. Pero, ¿por qué ocurre?

     

    Es una manifestación del frío sobre la piel, un reflejo heredado de nuestros ancestros para conservar la temperatura del cuerpo y, también, para avisarnos de las situaciones de peligro. Lo activa la adrenalina, una hormona producida por las glándulas suprarrenales, que envía un mensaje de alerta al cuerpo. El vello reacciona entonces erizándose, excepto en la zona de los genitales. Esto ocurre porque se contrae el llamado músculo erector u horripilador, situado junto al folículo piloso, es decir, cerca de la raíz de los pelos que recubren el manto cutáneo. Entonces el poro se cierra y la piel forma un pequeño bulto alrededor del folículo, lo que se traduce en piel de gallina. Tal vez porque recuerda la piel de las aves cuando las despluman.

  • Anna Solana, science journalist

    ¿Se pueden borrar las estrías?

    31 jul ¿Se pueden borrar las estrías?

     

    Fuentes:

    EFE Salud

    La palabra estría remite a una raya, un surco o a una hendidura en una superficie. De ahí que haya pasado a designar las cicatrices que aparecen en la piel cuando ésta se distiende en exceso y, de alguna forma, se desgarra. Aparecen en la adolescencia, en el embarazo o en períodos en los que se gana o se pierde peso. Son difíciles de disimular. El mercado ofrece todo tipo de cremas y otras soluciones más drásticas para combatirlas. ¿Pero, es realmente posible borrarlas?

     

    Cuando aparecen son rojizas o violáceas, pero tienden a volverse blanquecinas hasta parecer simples rasguños. Su nombre en inglés (stretch marks) vincula directamente su origen a un estiramiento excesivo de la dermis en procesos de cambio del cuerpo. Sin embargo, pueden producirse por diferentes causas. De hecho, a principios del siglo XX se atribuían a infecciones como la tuberculosis o la fiebre tifoidea. Más tarde, se asociaron también a la malnutrición y a los estados tóxicos. Las teorías más modernas las vinculan a las hormonas, concretamente a los glucocorticoides (el cortisol, básicamente), que afectan a la formación de colágeno y elastina, necesarios para mantener la piel elástica. Algunos expertos también responsabilizan a los genes cuando no hay otras evidencias. Leer Más

Autores

+más
­