• Núria Estapé, science journalist

    ¿Ducharse sin jabón es mejor para la piel?

    21 Feb ¿Ducharse sin jabón es mejor para la piel?

     

    Fuentes:

    The New York Times

    La ducha por la mañana nos activa y por noche nos relaja. El agua es fuente de vida y hay quienes no conciben la suya sin una dosis diaria de agua calentita con espuma. En el último siglo la higiene personal ha mejorado drásticamente la salud de las personas. Pero el uso excesivo de jabones y geles y los productos con pH demasiado alcalino amenazan nuestra piel. Nuevas tendencias minoritarias hacen propuestas radicales.

     

    A menudo no miramos con detalle la composición de los geles de baño que compramos. Si el gel que usamos no nos hidrata la piel, consumimos más y más cremas hidratantes después de la ducha. Si nuestro champú promete mucho pero nos deja el pelo como un estropajo, lo cubrimos a continuación con acondicionadores y mascarillas. Parece excesivo. ¿Pero podríamos imaginar nuestro cuarto de baño sin este arsenal de elementos de higiene personal? ¿Mejoraría el aspecto y la salud de nuestra piel usando menos productos? Desde luego que sí, responden los pioneros de la nueva tendencia de ducharse sin jabón ni champú. Leer Más

  • Anna Solana, science journalist

    ¿Por qué rascarse empeora el picor?

    16 Feb ¿Por qué rascarse empeora el picor?

     

    Fuentes:

    Neuron

    Lo decían nuestras abuelas y también nuestras madres, y nosotros se lo repetimos a nuestros hijos casi sin pensar: “No te rasques, que es peor”. Y es cierto, si te rascas pica más, como sabe todo el mundo. Ahora se ha descubierto cuál es la base científica de este fenómeno que la sabiduría popular tiene en cuenta en todas las culturas.

     

    La culpa de que a menudo el picor no desaparezca cuando nos rascamos la tiene la serotonina, probablemente el neurotransmisor más famoso de la época moderna, pues tiene un papel importante en el hambre, el sueño, el deseo sexual, el humor y la temperatura corporal. El equipo de Zhou-Feng Chen, de la Escuela de Medicina de la Universidad Washington en Saint Louis (EUA), ha publicado nuevas conclusiones sobre el picor. Al rascarnos, desactivamos las terminaciones nerviosas que envían la señal de picor a la médula espinal, pero también provocamos una cierta inflamación y dolor en la zona. Eso hace que aumenten los niveles de serotonina para calmar este dolor, lo que a su vez incrementa la sensación de picor. Leer Más

  • Fede Montagud, editor

    ¿Cómo notamos la humedad?

    26 Jan ¿Cómo notamos la humedad?

     

    Fuentes:

    Science Daily

    Parece simple pero tiene su intríngulis. Nuestra piel no dispone de receptores para notar la humedad. Entonces, ¿cómo sabemos que estamos tocando una superficie mojada? ¿Cómo conseguimos sentir que la lluvia nos ha empapado la ropa? En realidad no sentimos la humedad, sino que la inferimos; nuestro cerebro la evoca gracias a una combinación de estímulos registrados en la memoria.

     

    El misterio es evidente: la piel carece de sensores específicos para la sensación de mojado, pero todos lo notamos si tocamos algo húmedo… Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Loughborough (Reino Unido) desvela que la percepción de humedad procede de nuestra habilidad para sentir a la vez el frío y diversas sensaciones táctiles, como la presión y la textura. La combinación de estos estímulos es, en definitiva, la que nos dice si estamos tocando alguna cosa húmeda. Leer Más

  • Anna Solana, science journalist

    Tipos de piel: el balance entre el agua y la grasa

    5 Nov Tipos de piel: el balance entre el agua y la grasa

     

    Fuentes:

    Le Figaro Santé

    WebMD

    Se puede tener la piel gruesa o delgada, tónica o flácida, muy sensible a la radiación solar o todo lo contrario. Pero la industria cosmética y el común de la población la describen como normal, seca, grasa, mixta o sensible. Muchas veces sin dejar demasiado claro dónde empieza y acaba cada categoría. ¿Cómo es una piel normal? ¿De qué depende que un cutis sea más o menos graso? ¿Cómo saber si tenemos un tipo de piel u otro y qué productos utilizar?

     

    Se nace con un tipo de piel: para los médicos es nuestro fototipo. Se tiene de por vida. Aunque es cierto que el medio ambiente, el nivel de estrés, el tipo de dieta y los cambios hormonales que se producen en diferentes etapas de la vida, como la adolescencia, el embarazo o la menopausia, pueden cambiar la piel. No obstante, la mayoría de nosotros usamos otra clasificación para los tipos de piel, que se basa en la naturaleza del manto hidrolipídico, una película que recubre la superficie cutánea, formada por agua y grasas, que ayuda al mantenimiento de su función barrera. ¿Qué hace que este manto, también llamado emulsión epicutánea, varíe? Leer Más

Autores

+más
­