• Anna Solana, science journalist

    Los protectores solares no bastan para evitar el cáncer

    15 oct Los protectores solares no bastan para evitar el cáncer

     

    Fuentes:

    Nature

    Hace unos años la Unión Europea prohibió el término “pantalla total” en los filtros solares porque creaba confusión. De hecho, no existe ninguna fotoprotector que garantice una protección del 100% frente a las radiaciones UV. Ahora, un estudio publicado en la revista Nature confirma que las cremas tampoco protegen totalmente contra el melanoma, lo cual no significa que haya que dejar de usarlas.

     

    La investigación, desarrollada por científicos del Institute of Cancer Research de Londres y el Cancer Research UK Manchester Institute (Reino Unido), demuestra que incluso un factor de protección (FPS) de 50 sigue dejando penetrar en la piel radiaciones que dañan el ADN y que pueden causar melanoma, el cáncer de piel más agresivo, que afecta cada año a unas 160.000 personas en el mundo, según la OMS, y cuyos casos han aumentado un 38% en España en los últimos cuatro años. Leer Más

  • Anna Solana, science journalist

    La piel y los efectos de la contaminación

    Es algo parecido a la capa de polvo y suciedad que va cubriendo el coche entre dos lavados. Con el maquillaje y los cuidados diarios lo vamos disimulando, pero algo se pega a nuestra piel, le resta hidratación, firmeza y luminosidad e incluso provoca manchas. La contaminación atmosférica es tan dañina como el tabaco para el cutis. Pero según donde vivamos resulta imposible evitarla. ¿Qué podemos hacer para proteger nuestra piel?

     

    Según un informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) publicado en 2013, el aire que respiran los ciudadanos del viejo continente no está precisamente limpio. De hecho, la AEMA asegura que más del 90% de los habitantes de las ciudades europeas están expuestos a niveles preocupantes de PM2,5 (partículas en suspensión de menos de 2,5 micras) –que provienen en buena medida de las emisiones de los vehículos diesel– y a concentraciones demasiado elevadas de ozono. Leer Más

  • Ailish Maher, science journalist

    Los mejores –y los peores– tejidos para la piel

    30 sep Los mejores –y los peores– tejidos para la piel

     

    Fuentes:

    DermNet NZ

    Puede parecer una obviedad, pero los mejores tejidos para mantener nuestra piel sana acostumbran a ser los naturales. Sin embargo, con frecuencia las reacciones de sensibilidad de la piel no son tanto una respuesta frente a los tejidos propiamente dichos, como ante sus aditivos químicos. Hay algunas precauciones que podemos tomar para proteger nuestra piel de los tóxicos de la ropa.

     

    La vestimenta nos diferencia sexualmente, salvaguarda nuestra intimidad, indica nuestro estatus social o profesional y expresa nuestro particular gusto o estilo. Pero, sobre todo, la ropa sirve para protegernos del frío, del calor y de otros riesgos cuando trabajamos o hacemos deporte. Pero, ¿qué pasaría si las prendas que llevamos puestas hicieran lo contrario? ¿Damos suficiente importancia a los riesgos implícitos en la selección de nuestra ropa? Leer Más

  • Rosa Taberner, dermatologist

    El acné pasa, pero las marcas quedan

    20 sep El acné pasa, pero las marcas quedan

     

    Fuentes:

    The Lancet

    El acné es uno de los trastornos de la piel más frecuentes que existen, en especial entre los adolescentes. Aunque puede presentar una amplia variedad de lesiones, normalmente su evolución es benigna, incluso sin tratamiento alguno. No obstante, en ocasiones las secuelas del acné pueden persistir a lo largo de la vida en forma de cicatrices.

     

    El acné es un problema tan frecuente que en muchas ocasiones nos referimos a él como un fenómeno fisiológico normal. El 85% de los adolescentes presentan, en mayor o menor medida, lesiones de acné de varios tipos: comedones (puntos negros), pápulas (granos rojos), pústulas (granos con pus) y nódulos (lesiones abultadas de mayor tamaño que pueden ser dolorosas). Afortunadamente la mayor parte de los casos se resuelven con el paso del tiempo y actualmente disponemos de tratamientos muy eficaces. Pero si las lesiones llegan a transformarse en cicatrices, éstas pueden persistir durante toda la vida. Leer Más

Autores

+más
­