• Rosa Taberner, dermatologist

    La piel atópica

    11 Sep La piel atópica

     

    Fuentes:

    AEDV

    Decimos que alguien tiene piel atópica cuando tiende a desarrollar dermatitis atópica. Así de simple. La dermatitis atópica es la enfermedad de la piel más común en la infancia. No sólo afecta a la calidad de vida del niño, sino también a la de su entorno familiar. Dejando aparte el correcto diagnóstico y el tratamiento prescrito por el dermatólogo, existe mucha controversia acerca de otras cuestiones que afectan a estos niños, como los cuidados de la piel, la ropa, los baños…

     

    La dermatitis atópica (o eczema atópico) es una enfermedad de la piel extremadamente frecuente, que en los países occidentales afecta a uno de cada tres niños en los primeros años de su vida. Su principal síntoma es el picor. Si bien no existe una única causa conocida, las manifestaciones clínicas permiten realizar el diagnóstico correcto al pediatra o al dermatólogo (hay un componente hereditario importante). Estos niños presentan un mayor riesgo de desarrollar asma, urticaria y rinitis alérgica. No es una enfermedad estable, sino que evoluciona en fases, con periodos de brote (típicamente en invierno) y otros de más calma. Leer Más

  • Anna Solana, science journalist

    Cuando oler mal no es cuestión de higiene

    28 Aug Cuando oler mal no es cuestión de higiene

     

    Fuentes:

    EFE Salud

    Provoca un olor ofensivo a sudor, pero no por falta de higiene. La bromhidrosis es un trastorno generalmente relacionado con la secreción de las glándulas sudoríparas apocrinas –localizadas en las axilas, el pubis, el perineo, el ombligo, bajo el pliegue de los pechos o tras las orejas–, que puede afectar tanto a hombres como a mujeres. Es un desarreglo crónico, pero tiene tratamiento.

     

    No es que los afectados transpiren más, sino que el sudor que producen sus glándulas sudoríparas apocrinas contiene ceramidas distintas al resto de la población, que provocan un fuerte olor al ser descompuestas por las bacterias que todos tenemos en la piel. Un olor que se suele describir como acre, rancio o agrio y que no se puede disimular. Se cree que es una afección genética, aunque también puede deberse a trastornos metabólicos como la diabetes, a alteraciones de las glándulas suprarrenal o tiroides y a algunos fármacos. Además, algunos alimentos, como la cebolla o el ajo, además de las especias, el tabaco o el alcohol, pueden agravarla. Leer Más

  • Violeta Camarasa, science journalist

    Siete reflexiones antes de decidirse por la depilación láser

    21 Aug Siete reflexiones antes de decidirse por la depilación láser

     

    Fuentes:

    Skin Care Guide

    La depilación láser es una técnica para eliminar el vello cuyo uso se ha extendido mucho en los últimos años. ¿Qué riegos tiene para la salud de la piel? ¿En qué zonas del cuerpo no es recomendable? ¿Cómo escoger un centro? Antes de tomar una decisión, conviene informarse bien y reflexionar sobre las posibles implicaciones.

     

    ¿Cómo se elimina el vello? La depilación láser, una técnica que se aplica desde hace unos diez años, trata de destruir la raíz del pelo enviando haces de luz con una determinada longitud de onda e intensidad. La melanina, responsable del color del vello, absorbe la energía lumínica y la convierte en calor, de modo que la raíz se destruye sin dañar las zonas circundantes (fototermólisis selectiva).

     

    ¿Qué tipo de láser? La eficacia de los diferentes tipos de láser varía dependiendo del tipo de vello, y pueden combinarse a lo largo del tratamiento. Por ejemplo, el láser alejandrita es bueno para eliminar pelo mediano o grueso, mientras que el de diodo es más adecuado para tratar el vello masculino. Otros láseres de uso generalizado son el Neodimio-Yag y la Luz Pulsada Intensa (LPI). Leer Más

  • Anna Solana, science journalist

    ¿Se pueden borrar las estrías?

    31 Jul ¿Se pueden borrar las estrías?

     

    Fuentes:

    EFE Salud

    La palabra estría remite a una raya, un surco o a una hendidura en una superficie. De ahí que haya pasado a designar las cicatrices que aparecen en la piel cuando ésta se distiende en exceso y, de alguna forma, se desgarra. Aparecen en la adolescencia, en el embarazo o en períodos en los que se gana o se pierde peso. Son difíciles de disimular. El mercado ofrece todo tipo de cremas y otras soluciones más drásticas para combatirlas. ¿Pero, es realmente posible borrarlas?

     

    Cuando aparecen son rojizas o violáceas, pero tienden a volverse blanquecinas hasta parecer simples rasguños. Su nombre en inglés (stretch marks) vincula directamente su origen a un estiramiento excesivo de la dermis en procesos de cambio del cuerpo. Sin embargo, pueden producirse por diferentes causas. De hecho, a principios del siglo XX se atribuían a infecciones como la tuberculosis o la fiebre tifoidea. Más tarde, se asociaron también a la malnutrición y a los estados tóxicos. Las teorías más modernas las vinculan a las hormonas, concretamente a los glucocorticoides (el cortisol, básicamente), que afectan a la formación de colágeno y elastina, necesarios para mantener la piel elástica. Algunos expertos también responsabilizan a los genes cuando no hay otras evidencias. Leer Más

Autores

+más
­