• Rosa Taberner, dermatologist

    Pie de atleta: no sólo en deportistas

    30 Jan Pie de atleta: no sólo en deportistas

    El pie de atleta es la manera popular de referirse a una infección por hongos que afecta a la piel de la planta del pie y a la de los espacios interdigitales. Es el problema dermatológico más frecuente entre los provocados por hongos. Veamos cómo aparece y que podemos hacer para evitarlo.

     

    La denominación “pie de atleta” se debe al médico americano Charles Pabst (1888-1971), quien constató en Nueva York gran número de casos de esta infección entre los hombres-anuncio, muy frecuentes en aquella época en las calles de las grandes ciudades americanas, y que eran conocidos como “atletas”. Estos personajes se paseaban por toda la ciudad con una doble pancarta publicitaria –colgada sobre el pecho y la espalda a modo de sándwich–, en una extensa jornada laboral en la que recorrían largas distancias calzados con botas resistentes para protegerse de la adversa meteorología. Precisamente esas botas fuertes y cerradas creaban las condiciones propicias para la proliferación de hongos en los pies. Después este nombre se popularizó y, al ser una infección frecuente entre deportistas, hoy en día se mantiene y ya casi nadie recuerda su origen. Leer Más

  • Ailish Maher, science journalist

    Tratamientos láser para pieles envejecidas o dañadas

    21 Jan Tratamientos láser para pieles envejecidas o dañadas

     

    Fuentes:

    Mayo Clinic

    Mail Online

    Seguramente ha oído hablar maravillas de los tratamientos para la piel mediante láser. Y por eso se pregunta si el láser podría ayudarle a paliar ciertos efectos del envejecimiento que empiezan a hacerse evidentes a medida que los años van pasando. Consulte con un dermatólogo reconocido, quien le asesorará respecto a los tratamientos más adecuados a su tipo de piel y a sus problemas, y también a su bolsillo...

     

    La tecnología láser ha hecho grandes avances en lo tocante a sus aplicaciones en cosmética; hoy en día estas técnicas son menos invasivas que algunos tratamientos tradicionales, como los peelings químicos o la dermoabrasión. No obstante, si está pensando someter su piel a algún tipo de tratamiento láser es extremadamente importante que consulte con su dermatólogo o se dirija a un centro especializado y con garantías. No olvide informarse sobre los efectos secundarios, el tiempo de convalecencia y la cantidad y la frecuencia de las sesiones, así como acerca de los cuidados para la piel necesarios antes y después del tratamiento. Leer Más

  • Anna Solana, science journalist

    Microneedling: agujas que rejuvenecen la piel

    16 Jan Microneedling: agujas que rejuvenecen la piel

     

    Fuentes:

    DermNet NZ

    GEDET

    Puede realizarse en todo tipo de pieles y empieza a imponerse al láser, pues no hay riesgo de quemaduras: el microneedling, o terapia de inducción de colágeno, es un tratamiento mínimamente invasivo. Permite mejorar el aspecto de la piel e incluso tratar problemas dermatológicos como el acné, la celulitis o las estrías. Se basa en miles de pinchazos microscópicos que activan la regeneración de la piel. Es lo último en rejuvenecimiento.

     

    El microneedling consiste en pasar por la piel un rodillo equipado con agujas muy cortas y finas. Las pequeñas heridas abren microcanales en la piel que hacen que el cuerpo genere espontáneamente más colágeno y elastina para repararlos. El proceso permite que mejore la textura y la firmeza de la piel y, por lo tanto, que se atenúen las cicatrices, las estrías o incluso el tamaño de los poros. Además, estas microheridas facilitan la absorción de sustancias añadidas que combaten los signos de la edad, como la vitamina C, el retinol o el ácido hialurónico. Leer Más

  • Violeta Camarasa, science journalist

    Higiene personal: una historia sorprendente

    10 Jan La surprenante histoire de l’hygiène personnelle

     

    Fuentes:

    The Economist

    Monografías.com

    El concepto de higiene personal se ha asociado siempre a ámbitos tan dispares como la salud, la moral o la belleza. Quizá por eso la historia del aseo está llena de sorprendentes avances y retrocesos. Su evolución puede ayudarnos a comprender mejor a la humanidad y a reflexionar sobre las prácticas actuales de cuidado personal.

     

    1. La higiene, cosa de dioses. Los antiguos egipcios ya daban gran valor al baño y también a los olores naturales del cuerpo, que acentuaban con perfumes especiales para los genitales. La primera bañera de la que se tiene constancia corresponde a la Grecia Antigua y data de alrededor del 1700 a.C., mientras que el invento del baño de vapor se atribuye a los refinados sibaritas del siglo VIII a.C. No en vano la palabra “higiene” procede de la diosa griega Higea, responsable de la curación, la limpieza y la sanidad, cuya popularidad se relaciona con las plagas que devastaron Atenas en el siglo V a.C. y Roma en el siglo III a.C. Leer Más

Autores

+más
­