• Elisabet Salmerón, science journalist

    ¿Qué celulitis tengo y cómo la trato?

    20 Jul ¿Qué celulitis tengo y cómo la trato?

     

    Fuentes:

    AEDV

    La celulitis es un problema estético de la piel que afecta a la mayor parte de la población femenina. El bombardeo publicitario intenta sacar partido de los complejos que la ‘piel de naranja’ genera en la mujer, prometiendo efectos casi milagrosos que a menudo fracasan. Pero no hay que desanimarse: si bien no existe un método que elimine la celulitis al 100%, un buen diagnóstico y una correcta selección y aplicación de los tratamientos ayuda a reducirla y a mejorar nuestra salud.

     

    Nueve de cada diez mujeres afirman estar preocupadas por la celulitis, una acumulación anormal de grasa que se produce en determinadas zonas de la piel (muslos, caderas, glúteos, vientre…). Sin embargo, más del 30% reconoce no hacer todo lo posible para combatirla. En la mayoría de casos esta falta de prevención se debe a la creencia de que su tratamiento requiere una gran dedicación. Pero no es así. Pequeños gestos diarios, como beber agua abundante o evitar ropa muy ajustada, son un buen punto de partida para luchar contra la celulitis. Leer Más

  • Elisabet Salmerón, science journalist

    El hogar, una amenaza para la piel de las manos

    ¿Cuántas veces al día ponen en riesgo su piel las amas de casa? Decenas. El contacto directo y repetido con detergentes, jabones y otros productos de limpieza, las horas de cocina y la exposición a altas temperaturas las obliga a soportar frecuentes problemas, sobre todo en las manos y los brazos. ¿Qué se puede hacer para paliarlos?

     

    Las amas de casa cumplen una función imprescindible, pero a un precio muy alto para su piel. Detergentes para la ropa, suavizantes, jabones, líquidos para fregar los platos, lejías, desinfectantes, disolventes… El mantenimiento y el cuidado del hogar es un oficio de continuo riesgo, sobre todo, para las manos, debido a la exposición diaria a este tipo de productos químicos. La mayoría contienen sustancias que irritan el tejido de la piel, disminuyen la cantidad de grasa que la cubre y dañan su barrera protectora. Leer Más

  • Elisabet Salmerón, science journalist

    ¿Cómo afecta mi trabajo a mi piel?

    El trabajo puede convertirse en un peligro para la piel. El contacto con sustancias y agentes nocivos, la falta de humedad en ambientes cerrados o los altos niveles de estrés pueden ser el origen de problemas o incluso de enfermedades cutáneas. ¿Qué podemos hacer para prevenir estos daños y mantener una piel sana?

     

    Se dice popularmente que el trabajo es salud. Pero en ocasiones puede tener graves efectos en el organismo, sobre todo en la piel. Por ejemplo, en España, según los informes más fiables, los daños en la piel son el segundo tipo con mayor incidencia entre las enfermedades profesionales. Y lo mismo ocurre en muchos otros países. Algunos problemas cutáneos pueden llegar a causar lesiones crónicas que incapaciten a la persona para la vida laboral o que la obliguen a cambiar de trabajo; sin embargo, la relevancia pública de estos datos es mínima. Leer Más

  • Elisabet Salmerón, science journalist

    ¡No descuides tus pies!

    Griegos, cuadrados o egipcios, los pies son el sostén del cuerpo humano. De estética poco llamativa, suelen pasar inadvertidos. Sin embargo, la higiene y cuidados diarios de su piel (lavado, hidratación…) son fundamentales para el propio bienestar.

     

    ¿Alguna vez te has preguntado cuánta atención dedicas a sus pies? Aunque permanecen ocultos gran parte del año, los pies son la base de nuestro cuerpo, el soporte de nuestro peso y lo que nos permite mantener el equilibrio y desplazarnos. Por ello el cuidado de los pies es esencial para evitar posibles lesiones y, también, infecciones y otros problemas que dañen nuestra piel. Leer Más

Autores

+más
­