• Fede Montagud, editor

    Prohibida en Europa la experimentación con animales para cosméticos

    25 Mar Prohibida en Europa la experimentación con animales para cosméticos

     

    Fuentes:

    BBC News

    Este mes de marzo ha entrado en vigor en los 27 países de la Comunidad Europea la prohibición de comercializar productos cosméticos para cuyo desarrollo se haya experimentado con animales. La Comisión se ha comprometido a apoyar métodos alternativos para realizar tests de toxicidad o de rendimiento de los ingredientes cosméticos, y a tratar de que otros países adopten la normativa europea.

     

    Si bien en 1996 ya se habían presentado a la Comisión Europea cuatro millones de firmas pidiendo que se detuvieran los ensayos con animales vivos, esta reciente decisión es consecuencia directa de un proceso que la UE comenzó en el año 2003 y que daba un plazo de 10 años hasta conseguir la prohibición total. Las asociaciones europeas contra el maltrato animal han celebrado la noticia como una importante victoria en defensa de la dignidad de los animales.

    La experimentación con animales es la manera tradicional de comprobar si un determinado ingrediente puede ser dañino para los seres humanos antes de incorporarlo en la formulación de un cosmético. El proceso para autorizar el uso de cualquier ingrediente consiste en probarlo primeramente en laboratorio (in vitro) y posteriormente con animales, por lo general ratas, cobayas o conejos (in vivo). Finalmente, si el producto no ha presentado problemas en estas fases, se llevan a cabo pruebas controladas en las que participan voluntarios.

    La prohibición se ha ido aplicando en fases sucesivas a partir de 2003. Por ejemplo, hasta cierto momento no estuvo prohibido usar ingredientes importados de otras partes del mundo que sí permiten la experimentación animal (Estados Unidos, por ejemplo). Y si bien en 2009 se aplicó la primera prohibición general de usar animales para hacer tests, en realidad hasta ahora se ha mantenido una excepción para el caso de toxicidades acumulativas que pudieran originar cáncer en humanos.

    El objetivo de la Comisión Europea es impulsar la búsqueda de métodos alternativos y para ello asignó a este tipo de investigación unos 238 millones de euros entre los años 2007 y 2011. La industria de los cosméticos también ha contribuido a este fin, por ejemplo mediante la cofinanciación de la iniciativa de investigación SEURAT1 con 25 millones de euros.

    No obstante, el sector cosmético europeo teme que esta nueva situación lo sitúe en desventaja frente a sus competidores americanos o asiáticos, a quienes no afecta la prohibición, dado que las pruebas con animales tienen un coste elevado pero conocido, mientras que los métodos alternativos son todavía muy experimentales.

    Por otra parte, tal vez estos avances permitan que en un futuro se puedan evitar también los experimentos con animales en la investigación y el desarrollo de nuevos medicamentos, a los que por ahora no afecta esta reciente prohibición.

Autores

+más
­