• Anna Solana, science journalist

    ¿De qué se alimenta nuestra piel?

    16 Mar ¿De qué se alimenta nuestra piel?

    Dicen que somos lo que comemos. ¿Pero qué fundamento tiene el miedo a que las patatas fritas o el chocolate acaben imprimiéndose en la piel? Existe abundante literatura sobre el alimento que necesita una piel sana, pero se sabe poco del efecto de ciertos suplementos.

     

    Las personas que tienen algún tipo de alergia lo viven en propia piel. Literalmente. Un alimento puede modificar las condiciones y el aspecto del manto que recubre el cuerpo. Lo que comemos tiene un efecto directo en la función dermatológica. Simplemente porque, como cualquier otro órgano metabólicamente activo, la piel requiere agua y alimento para mantener su estado. Leer Más

  • Elisabet Salmerón, science journalist

    Geles antibacterianos: ¿son necesarios?

    9 Mar

     

    Con la gripe A la higiene y el cuidado personal se convirtieron en una prioridad. El miedo al contagio popularizó los geles antibacterianos, soluciones líquidas para manos que impiden la expansión de gérmenes. Las existencias se agotaron. Pero para mantener la piel sana, ¿no es mejor lavarse las manos con jabón y agua –el método clásico, barato y seguro– para frenar el avance de las bacterias?

     

    La superficie de la piel constituye uno de los mayores hábitats microbianos del cuerpo humano. Tan solo en una mano pueden convivir más de 150 especies de bacterias. Muchas son inofensivas y benéficas, pero también pueden aparecer microorganismos oportunistas, responsables de infecciones y epidemias. Leer Más

  • Laura Chaparro, science journalist

    Vitamina D: ¿Hay que tomar suplementos?

    3 Mar

    El sol es fuente de vida. Por ejemplo, los rayos ultravioleta que llegan a nuestra piel ayudan al organismo a sintetizar la vitamina D. Sin embargo, muchas personas, probablemente a causa de falta de horas de exposición al sol, registran niveles bajos de esta sustancia y se plantean tomar suplementos vitamínicos. Los científicos no se ponen de acuerdo. ¿Suplementos sí o no? El debate sigue abierto.

     

    La vitamina D influye en la salud de nuestra piel sin que nos demos cuenta. Por ejemplo, con niveles adecuados de esta sustancia nuestro sistema inmune se refuerza y así tenemos menos riesgo de sufrir acné. Pero no solo eso. En ciertos casos de erupción cutánea, los rayos solares que facilitan la producción de esta vitamina consiguen reducir los síntomas, algo que también ocurre con los eczemas y la psoriasis. Leer Más

Autores

+más
­