• Fede Montagud, editor

    Las arrugas de la cara podrían predecir el riesgo de fracturas óseas

    25 Feb

     

    Una investigación de la Yale School of Medicine relaciona las arrugas de la cara con la probabilidad de sufrir fracturas de huesos. El estudio sugiere que en las mujeres que han pasado la menopausia la probabilidad aumenta cuanto más profundas son las arrugas y más blanda es la piel alrededor de la boca, junto a los ojos, en la frente y en el cuello.

     

    Los investigadores creen que esta relación podría deberse al colágeno, una proteína presente tanto en el esqueleto como en la piel. El colágeno disminuye con la menopausia y, en consecuencia, se debilitarían los huesos al mismo tiempo que la piel se arruga. No obstante, dado que hay otros factores que influyen en la formación de arrugas (genéticos, exposición al sol, estilo de vida, alimentación) por el momento los científicos prefieren ser prudentes con estos resultados.

     

    Fuente:

     

    ABC News

     

  • Núria Estapé, science journalist

    El estrés afecta a la salud de nuestra piel

    19 Feb

     

    ¿Puede el estrés causar enfermedades en nuestra piel? La psicodermatología demuestra que sí. Desde antes de nacer, nuestro cerebro y nuestra piel ya están íntimamente relacionados. Con frecuencia, la dermatitis, la psoriaris o el acné son consecuencia de situaciones emocionales que nuestra mente no logra controlar. Procuremos dominar el estrés para mantener nuestra piel sana y con aspecto agradable.

     

    El estrés psicológico es un estado de activación fisiológica excesiva del organismo causado por vivencias con fuerte carga emocional. Como un automóvil que circula a demasiadas revoluciones, el organismo se esfuerza por adaptarse. Pero si una situación nos abruma durante mucho tiempo, igual que un automóvil termina por estropearse, el organismo estresado sucumbe a la enfermedad. Este fenómeno se llama somatización. Leer Más

  • Fede Montagud, editor

    Los hombres transpiran el doble que las mujeres

    17 Feb

    Cuando se someten a ejercicio físico intenso y continuo los hombres empiezan a transpirar antes que las mujeres. Además, tras un período equivalente de práctica sobre bicicleta estática, la cantidad de sudor producido por los hombres en las zonas de control sobre la piel (frente, pecho, espalda, antebrazo y muslo) es prácticamente el doble que la de las mujeres.

     

    Estas son las conclusiones experimentales de un equipo de científicos de la Universidad Internacional de Osaka y de la Universidad de Kobe (Japón). Según anteriores estudios, la testosterona también podría influir en la transpiración. Pero los científicos japoneses plantean que la evolución podría haber originado esta diferencia: las mujeres no transpirarían para resistir la deshidratación en ambientes tórrido y los hombres sí lo harían para obtener rápidamente un rendimiento físico superior. 

     

    Fuente:

    BBC News Health

  • Laura Chaparro, science journalist

    ¡Cuidado con los piercings!

    15 Feb

     

    Los piercings están de moda entre la juventud. Hoy en día se practican orificios que atraviesan la piel en cualquier parte del cuerpo —boca, orejas, ombligo, pezones, genitales— porque así lo marca la estética. Pero las estadísticas médicas muestran que atravesar nuestra capa protectora conlleva en muchos casos complicaciones para la salud.

     

    En la actualidad los piercings se han convertido en un elemento más de la imagen personal. Como signo de rebeldía, de diferenciación o por cuestiones estéticas, los jóvenes de los países occidentales apuestan por esta práctica y a menudo la combinan con la impresión de tatuajes en sus cuerpos. Sin embargo, perforarse la piel entraña unos riesgos a corto y medio plazo que no siempre conoce el usuario. Leer Más

Autores

+más
­