• Fede Montagud, editor

    Cosmética ‘halal’ para musulmanes

    16 Dec Cosmética ‘halal’ para musulmanes

     

    Fuentes:

    GCI

    A demanda de los consumidores, las eco-certificaciones (orgánico, natural, sin experimentación con animales) aumentan en la industria cosmética y de cuidado personal. En los últimos años también ha crecido mucho el marchamo ‘halal’, destinado específicamente a los consumidores musulmanes que se preocupan por la salud y el aspecto de su piel.

     

    ‘Halal’ es una palabra árabe que significa ‘permitido’, es decir legal según la Sharia, o ley islámica. Generalmente, se aplica a carnes y otros alimentos, y muy especialmente a productos químicos e ingredientes. Un producto ‘halal’ debe estar avalado por una de las 57 agencias del mundo que expenden esta certificación. Según la Sharia, un cosmético ‘halal’ no puede contener alcohol, ni organismos genéticamente modificados o irradiados, ni ingredientes de origen humano o derivados de animales prohibidos a los musulmanes, ni otros que puedan ser nocivos para el consumidor; además, debe ser producido, empaquetado y almacenado evitando cualquier contacto con elementos ‘impuros’. Los musulmanes suponen un 20% de la población mundial, es decir que constituyen un inmenso segmento de consumidores para las grandes empresas del sector, como Colgate-Palmolive o Avon, que ya fabrican productos ‘halal’, o BASF, que suministra ingredientes con esa certificación. Este sector creciente ya tiene un volumen global de ventas de 5.000 millones de dólares al año.

Autores

+más
­